12341469 959680467448774 6024687057284440739 n Fotor Fotor

«La experiencia fue muy positiva. No todos los días te puedes dejar ver y tener buenos resultados en carreras UCI. Lo malo es que, como siempre, no se ha valorado lo que hemos hecho. Para valorarlo nos tendrían que haber hecho una oferta para quedarnos o habernos llamado de algún otro equipo y no ha sido así. Ángel estuvo disputando y yo metido en fugas, fui sexto en la general y eso son cosas que no nos han tenido en cuenta», señala de forma sincera José Manuel Gutiérrez en declaraciones a MARCA.com.

Tanto él como De Julián compitieron en dos pruebas 2.2: Sharjah Internacional Cycling Tour y Tour of Al Zubarah. «Nos llamaron desde Gorama para ofrecernos esta oportunidad. Me contaron que estaban buscando refuerzos para dos carreras a final de año e hicimos las maletas. Fuimos directos a Dubái unos días antes de la carrera. Lo bueno es que, como llevamos nuestras propias bicis, ya pudios salir a entrenar. Algo conocíamos del recorrido, así que nos apañamos como pudimos para competir más o menos frescos», cuenta el de Aguilar del Campo.

Esperando al jeque

Durante un mes, lo que les duró el contrato, pudieron saborear la miel de la élite. «Creo que es algo excepcional. No pienso que se estile mucho andar cogiendo corredores para sólo un mes. Los kuwaitíes tienen como dos equipos, uno asiático allí y otro más europeo aquí. No sé cómo evolucionarán, pero no creo que funcione bien esta fórmula de correr por meses», dice alguien que no descarta volver a probar fortuna si se le plantea. Tampoco lo hace su compañero. «En principio no nos podían ofrecer nada desde principio de año. El jeque nos dijo que podría querernos en el futuro. Pero eso son palabras, ya veremos si hay otra oportunidad dentro de un tiempo», cuenta ‘Guti’ vía telefónica con el realismo que da sobrevivir en el complicado ciclismo actual.

De momento, su campaña pasa por la humilde realidad del Rías Baixas. «Aquí estamos contentos porque tenemos un calendario bastante bueno. Corremos todo en España, aunque también lo hacemos con frecuencia en Portugal. Lo que a mí me atrae es poder hacer un calendario más profesional, así que con lo que tengo no me quejo», dice José Manuel, a quien le fastidia haberse tenido que recalificar por segunda vez.

Con ganas de volver

«No es la primera vez que nos pasa. Antes ya corrí en el Tusnad rumano y después me tuve que recalificar. Y a Ángel le ha pasado parecido, porque también estuvo en Filipinas y se tuvo que reinventar. Nuestro sueño es poder tener algo de estabilidad en el mundo profesional, que es lo que siempre nos ha faltado», comenta el primero. En la misma línea se muestra De Julián: «Si no llega a ser por estas cosas nunca habría estado en estos lugares. Eran tours 2.2, así que son carreras de nivel. Si te dejas ver allí se supone que lo vas a tener más fácil. Hemos vuelto con puntos UCI y eso siempre es positivo. Creo que, si nos lo volvieran a proponer, diríamos que sí». Lo que es innegociable es su continuidad en el ciclismo «A veces surgen dudas por cómo está la situación, pero esto más que nuestro trabajo es nuestra pasión. Ojalá podamos asentarnos en el profesionalismo», concluyen los ‘ciclistas por encargo’.

Fuente: http://www.marca.com/ciclismo/2016/03/30/56fc05b146163fa84f8b45d4.html